¿Cuáles son las ventajas de tener una empresa en UK?

Te damos la bienvenida al increíble mundo de establecer una empresa en el UK, donde podrás obtener una gran cantidad de beneficios fiscales, entrelazados con fantásticas oportunidades de cara al crecimiento a largo plazo de tu negocio. En este artículo descubrirás cómo el sistema tributario británico crea un entorno propicio para establecer tu empresa en el UK, aliviando asimismo las cargas fiscales de la misma.

A continuación, hablaremos de las ventajas substanciales que tu empresa en UK puede obtener con respecto a los beneficios fiscales

TASAS IMPOSITIVAS

El sistema fiscal británico ofrece tasas impositivas competitivas ¿pero eso qué significa? Muy sencillo. Las tasas impositivas son porcentajes que se aplicas sobre distintos conceptos económicos, como, por ejemplo, las ganancias, transacciones o incluso ingresos. El fin de ello es poder recaudar fondos para el gobierno y sus tasas dependen según la jurisdicción y el tipo de mercado.

¿Y entonces por qué se dice que UK ofrece tasas impositivas competitivas? Esto se debe a que la carga tributaria es menor, lo que permite a las empresas conservar una porción significativa de sus ganancias. Todo ello facilita el impulso de los resultados financieros y fomenta la posibilidad de reinvertir y de expandir las operaciones de una sociedad.

EXTENCIONES Y DEDUCCIONES FISCALES

Existen una serie de exenciones y deducciones fiscales disponibles para las empresas establecidas en el UK que pueden ser muy beneficiosas para un negocio. Todas ellas pueden ayudar a reducir la carga fiscal de las empresas y permitir tener más control sobre los recursos para impulsar el éxito a largo plazo de la misma. Por ejemplo, hay exenciones fiscales para la inversión en tecnología, en investigación y desarrollo o para la formación del personal.

IMPUESTO SOBRE EL VALOR AÑADIDO (IVA)

Como es bien sabido, el Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) es un tributo que marca el gobierno sobre el consumo que se aplica a la gran mayoría de los bienes y servicios que se venden en el Reino Unido. Las empresas registradas a efectos del IVA pueden tener la posibilidad de recuperar el Iva que pagan por sus adquisiciones, lo que puede ayudar a reducir el costo operativo y facilitar las transacciones de una empresa en Reino Unido.

TRATADOS DE DOBLE IMPOSICIÓN

El Reino Unido tiene una amplia red de Tratados de Doble Imposición (TDI) con diferentes naciones. Estos acuerdos permiten que las empresas que operan en UK obtengan beneficios fiscales, ya que el objetivo de esos pactos es evitar que las empresas paguen impuestos dos veces sobre la misma renta. Todo ello sirve como incentivo para la inversión extranjera, puesto que muchas empresas se sienten más seguras de operar en el Reino Unido gracias a sus acuerdos.

Además, normalmente estos tratados reducen las tasas de retención en origen sobre ciertos tipos de ingresos como, por ejemplo, los dividendos, facilitando de esa manera el flujo de capitales entre los países.

IMPUESTO SOBRE LAS GANANCIAS DE CAPITAL

El Impuesto sobre las Ganancias de Capital (CGT) en el UK afecta a las ganancias obtenidas a través de las ventas de los activos, como podrían ser las propiedades o las inversiones. Si bien es cierto que depende del tipo de negocio, algunas empresas pueden disfrutar de una serie de ventajas para aquellas asociadas con el CGT. Entre ellas podemos encontrar las tasas preferenciales o rollover relief (el cual consiste en reinvertir las ganancias de las ventas de algunos de los activos, como los comerciales, posponiendo de esa manera el pago del CGT).

Por tanto, se podría decir que el gobierno de Reino Unido busca que los empresarios establezcan sus empresas en el país fomentando una serie de beneficios fiscales para que puedan tener la oportunidad de crecer a largo plazo en UK. Es por ello, que fomentan la inversión extranjera, ofreciendo ciertos incentivos fiscales y tratando de apartar los posibles obstáculos. De esta manera, no solo el país se ve beneficiado, si no que los empresarios tienen la oportunidad de sentirse parte de una comunidad empresarial diversa y dinámica con mucho potencial. Asimismo, hemos de tener en cuenta que las infraestructuras logísticas del Reino Unido permiten un acceso eficiente a mercados globales, facilitando al empresario generar beneficios a través de ello.