Crear una empresa en UK

Con la incerteza causada por el Brexit en los últimos años, muchas personas se han preguntado si es el momento adecuado para crear una empresa en UK.

A pesar de los desafíos que esto podría suponer, la creación de una empresa en el Reino Unido sigue siendo una opción atractiva para emprendedores de todo el mundo.

En primer lugar, el Reino Unido es conocido por ser un centro financiero mundial y un mercado altamente competitivo: esto aporta a las empresas la oportunidad de acceder a una amplia base de clientes y socios comerciales potenciales.

Además, el gobierno británico ha implementado una serie de medidas destinadas a fomentar la creación de empresas, como incentivos fiscales y subvenciones para startups

Otra razón por la que puede ser provechoso crear una empresa en UK es la estabilidad económica que ofrece el país. El Reino Unido sigue siendo una economía sólida y con un alto nivel de desarrollo: el entorno comercial es estable y propicio para crecer y expandirse.

Además, el Reino Unido cuenta con una mano de obra altamente cualificada y diversa, lo que facilita la contratación de talento para tu empresa.

La presencia de algunas de las mejores universidades del mundo en el país garantiza que puedas acceder a profesionales con habilidades técnicas y creativas de alta calidad.

Beneficios del Reino Unido y el Big Ben de fondo

Elegir la forma jurídica de la empresa en UK

Si estás pensando en establecer un negocio en UK, hay una serie de pasos que debes seguir para asegurarte de que el proceso sea lo más fluido posible.

En primer lugar, hay que decidir qué forma jurídica va a adoptar tu empresa: existen diferentes tipos legales de sociedad.

A continuación, los principales tipos de empresas:

  • Empresario individual
  • Sociedad de Responsabilidad Limitada
  • Sociedad de Responsabilidad Ilimitada
  • Sociedad Anónima
  • Sociedad Colectiva
  • Sociedad Comanditaria
  • Sociedad Cooperativa
  • Asociaciones sin ánimo de lucro
  • Comunidad de Bienes

Cada forma legal tiene sus propias ventajas o desventajas, por lo que es importante que analices cuál se ajusta mejor a tus necesidades: para aclaraciones, ponte en contacto.

Cómo registrar una empresa en UK

Una vez que hayas decidido la forma legal de tu empresa y si tienes base en Inglaterra, debes registrarla en el Companies House, el registro mercantil del Reino Unido. Aquí puedes encontrar informaciones detalladas al respecto.

También existen empresas ya registradas y  listas para usar, es decir Ready Made Companies.

Para registrar tu empresa, deberás proporcionar información detallada sobre tu empresa, como el nombre, la dirección, de qué se ocupa el negocio, el sector, quiénes son los accionistas y los directores y todos los documentos de formación de la empresa.

También deberás elegir un banco para abrir una cuenta empresarial y obtener un número de identificación fiscal: es importante que cumplas con todas las leyes y obligaciones fiscales del Reino Unido.

Esto incluye registrar tu empresa para pagar impuestos sobre la renta y el valor añadido, así como cumplir con las normativas laborales y de protección de datos.

También es recomendable que contrates a un asesor fiscal y legal para que te ayude a entender y cumplir con todas las obligaciones legales: además, hay una variedad de programas de financiación destinados a apoyar a las startups y empresas en crecimiento.

Otro aspecto a considerar al crear una empresa en el Reino Unido es la posibilidad de expandirse a nivel internacional.

Empresa en UK

Oportunidades comerciales en UK

El país es un centro de comercio mundial y un punto de entrada estratégico a Europa y otros mercados globales: hay grandes oportunidades de expandir sus operaciones y establecer alianzas comerciales en todo el mundo.

Asimismo, operando dentro de la Unión Europea no hay pagos de derechos de importación o exportación y hay acuerdos de libre comercio con muchos países que no forman parte de la UE: a veces, puede resultar más fácil instaurar negociaciones con otras economías europeas.

El país cuenta con una comunidad empresarial dinámica y colaborativa, donde se fomenta el intercambio de ideas y la colaboración entre distintas empresas y sectores: la innovación, la creatividad y el espíritu emprendedor son elementos valorados y esto puede establecer un entorno propicio para el crecimiento y la modernización.

Por último, el Reino Unido ofrece una infraestructura sólida y conectividad global, lo que facilita la institución y la operación de empresas en el país.

Con una amplia red de transporte, acceso a internet de alta velocidad y facilidades comerciales modernas, se encuentran las herramientas para crecer en un entorno altamente competitivo.

Conclusiones

En resumen, con su sólida economía, su mercado competitivo y su mano de obra cualificada, el Reino Unido ofrece un entorno comercial propicio para el crecimiento y la expansión de tu negocio, desde la tecnología hasta la moda, pasando por el turismo y la educación.

Si estás considerando lanzarte como emprendedor, crea tu empresa con nuestra ayuda y ¡buena suerte!