Tener una empresa en UK o tenerla en España

Tomar la decisión de emprender en un negocio es una decisión estratégica, por lo que se deberán evaluar distintos factores antes de empezar el proceso. Entre ellos se encuentra la decisión de elegir la correcta localización para establecer la compañía. El propósito de este artículo es poder explorar las principales diferencias entre emprender en el Reino Unido y en España, dos destinos llamativos dentro de Europa. En estas diferencias encontraremos aspectos como los legales, fiscales, culturales e incluso económicos, los cuales pueden suponer un gran punto de inflexión en cuanto al desarrollo y el éxito del negocio.

1. FORMACIÓN DE EMPRESAS PARA EMPRENDER EN ESPAÑA O EN REINO UNIDO

https://uknegocios.com/uncategorized/beneficios-fiscales-de-tener-una-empresa-en-uk/Uno de los aspectos más importantes en cuento a la toma de decisiones respecto a establecer una empresa es el proceso de formación y registro. Si se lleva a cabo en España, se tendrá en cuenta que el proceso suele implicar varias etapas. Entre ellas se encuentra la obtención de un Número de Identificación Fiscal, también conocido como NIF. Asimismo, será necesario conseguir la redacción de los estatutos del negocio, así como su inscripción en el Registro Mercantil.

Por otro lado, Reino Unido oferta la posibilidad de agilizar el proceso para la creación de la empresa. El establecimiento de una compañía limitada se puede llevar a cabo de manera online mediante la web de Companies House, lo cual permite simplificar los trámites.

Por otro lado, deberemos tener en cuenta que hay distintos tipos de estructuras legales como, por ejemplo, “Limited Company” o “Limited Liability Partnership”, las cuales ofrecen una gran variedad de beneficios en cuanto a las responsabilidades limitadas. Esto se debe a que proporcionan una protección financiera a los dueños de la empresa.

Por tanto, se podría argumentar que uno de los puntos clave a tener en cuenta es la rapidez con la que el emprendedor sea capaz de iniciar el proceso de establecer la empresa y comenzar a operar legalmente, ya sea en Reino Unido o en España.

2. IMPUESTOS EN EMPRESAS DE UK Y EN ESPAÑA

En España las tasas de impuestos corporativos pueden llegar a ser más elevadas que en otros países. Asimismo, hay impuestos regionales y locales que también se tendrán que tener en cuenta. Entre dichos impuestos encontraremos el IVA, el cual también es aplicable a las transacciones comerciales.

Sin embargo, Reino Unido tiene unas tasas de impuestos corporativos más bajas. No obstante, el empresario también tendrá que tener en cuenta que existen distintos regímenes fiscales, como, por ejemplo, Régimen Fiscal de Patent Box, los cuales pueden resultar beneficiosos para la empresa.

3. SISTEMA LEGAL Y FISCAL

El sistema legal de Reino Unido proporciona cierta estabilidad y previsibilidad a los negocios. Dado que su legislación empresarial es transparente, permite que el proceso de establecimiento sea más accesible para los que quieran emprender en el país. Si bien es cierto, que el Brexit desembocó una situación de incertidumbre en ciertos aspectos, como los acuerdos comerciales, hoy en día la mayoría de dichos asuntos están tratados y resueltos.

Por otro lado, el sistema legal en España, se fundamente en el derecho civil, lo que puede llegar a conllevar una variación a la hora de interpretar y aplicar las leyes del país. No obstante, es importante recalcar que el régimen fiscal de España es algo complicado, ya que existen las tasas impositivas, las cuales cambian dependiendo de la región autónoma en la que te encuentre.

4. MERCADO LABORAL

En el contexto español, se podría decir que la flexibilidad en cuanto al mercado laboral y la diversidad cultural son aspectos muy llamativos para todos aquellos que quieran emprender. Este país ofrece una gran red de conexiones, no solamente con Europa, sino también con destino más lejanos como América Latina. Sin embargo, la complejidad fiscal y los diversos procesos administrativos del país pueden suponer un reto para aquellos emprendedores cuyo propósito sea asentar su negocio en España.

Por lo que se refiere a Reino Unido, el país destaca por su gran estabilidad económica, así como por su reputación como centro financiero global. A pesar de la incertidumbre que se estableció en el país tras el Brexit y la cual ha introducido distintos y nuevos elementos a tener en cuenta, la legislación de las empresas en el país es bien conocida por su eficiencia. Motivo por el cual muchos empresarios deciden asentar en el país sus empresas. Asimismo, el sistema fiscal británico tiene ciertas particularidades. Con esto, nos referimos a las tasas impositivas, los regímenes de impuestos corporativos y personales y a los beneficios fiscales, los cuales están a disposición de las distintas empresas.

UK un mercado importante para las empresas españolas