Emprender en el extranjero es una aventura emocionante y llena de oportunidades, pero que puede sonar algo complicado y tedioso. Aun así, no hay que dejarse llevar por las primeras impresiones. Es más fácil de lo que crees si sigues estos consejos para establecer tu negocio en UK.

Especialmente en un país como el Reino Unido, que se destaca por su entorno favorable para los negocios y su economía dinámica. El Reino Unido ha llevado a cabo cientos de reformas para los emprendedores que te facilitarán la vida.

Sin embargo, establecer un negocio en un nuevo país también conlleva desafíos únicos que requieren una planificación cuidadosa y una estrategia bien definida. Nunca es bueno empezar una casa por el tejado y, menos aún, un negocio. Sin embargo, estos escollos son fáciles de esquivar con los pasos adecuados.

En este artículo te mostraremos algunos de esos pasos necesarios para que tu primera historia de emprendimiento esté lleno de éxitos y no de derrotas.

Pero primero respondamos a una pregunta muy frecuente entre los emprendedores:

¿Es una buena idea abrir una empresa en Reino Unido?

Seguramente estés pensado que abrir una empresa en el Reino Unido es demasiado arriesgado y que no te aportará nada. Lo mejor será abrir tu negocio en España, pero… ¿Es eso verdad?

Reino Unido: país de prestigio

Para empezar, el Reino Unido ha sido un país de prestigio dentro del continente europeo. Su economía es uno de los principales motores económicos de Europa y su divisa es una de las más fuertes de todo el mundo.

Sus bancos también gozan de un gran prestigio y son famosos por brindar uno de los mejores servicios bancarios del mundo, sobre todo para aquellos clientes que busquen abrir una empresa.

De hecho, desde hace un par de años, UK ha volcado muchos de sus esfuerzos en crear un país que sea atractivo para las empresas. Han agilizado el proceso de los trámites burocráticos, el gobierno da más ayudas e incentivos para que las empresas desarrollen su actividad económica y la tributación se ha hecho más flexible.

En España, me temo que no podrás acceder a estos tipos de ayudas y circunstancias favorables. Tendrás que pagar la tasa de autónomos, IVA y la trimestral del IRPF. ¿De verdad, crees que España es la mejor opción?

Consejos para establecer tu negocio en UK

Como has podido ver, el Reino Unido es el mejor sitio para iniciar tu actividad emprendedora. No obstante, aún tienes que abrir esa empresa que tienes en mente y, para poder hacerlo, necesitas tiempo y dinero.

Por suerte hay dos maneras de abrir tu empresa. La primera es abrir tu empresa directamente encargándote tú mismo de todo el papeleo. La segunda es comprar una empresa ya registrada.

¿Qué es una empresa ya registrada?

Las «ready-made Companys», o más conocidas en español como «empresas ya preparadas», son todas aquellas empresas que ya han sido registradas en el Companies House y con las que puedes iniciar tu negocio en un santiamén.

Estas empresas suelen ser entidades que nunca han sido utilizadas y que nunca se han puesto en marcha en el mundo de los negocios. Son constituidas por un agente para ser luego vendidas más tarde para satisfacer las necesidades de sus futuros clientes.

La importancia de tener un contable para una empresa en UK

Son soluciones rápidas y eficientes que, hasta hace poco, daban muchas facilidades para los nuevos empresarios, ya que, hace años, el papeleo necesario para abrir una empresa en el Reino Unido era todo una odisea.

Aun si esta opción no te resulta interesante, no te desanimes. Es cierto que para abrir una empresa de la manera tradicional se necesita poner algo de tu tiempo y dinero, pero es más fácil y rápido de lo que te imaginas.

Para más información sobre este tipo de empresas, visite la siguiente página

Trámites y costes de abrir una empresa en UK

Pongamos primero un par de ejemplos para que te familiarices con estos conceptos. En el caso de España, para abrir una empresa se necesita al menos un mes y disponer de un capital social inicial de, al menos, 3001 euros.

Pero esto se podría decir que es lo de menos, ya que para poder abrir una sociedad limitada en España, se quieren de, al menos, diez trámites burocráticos y deberás pagar entre unos 200 y 300 euros para que te permitan crear tu sociedad limitada

En cambio, en el Reino Unido tan solo necesitas 3 horas y unos 71 euros. En cuanto al capital social requerido, es de tan solo 41 libras esterlinas. Como puedes ver, el Reino Unido ha puesto toda su disposición en hacer que tu empresa empiece de la manera más fácil y rápida posible.

Los bancos de Reino Unido podrán darle más información sobre los documentos requeridos para poder abrir su empresa en el menor tiempo posible, pero, si lo desea, puede ponerse en contacto con nosotros aquí.

Como ves, es mucho más fácil abrir tu empresa en el Reino Unido, pero si todavía no te convence o necesitas más información, ponte en contacto con nosotros. Estaremos encantados de atenderle.