¿Qué tipos de empresas existen en Reino Unido?

Reino Unido se ha establecido como el sitio idóneo para establecer una empresa. Esto se debe a distintos factores entre los que influyen su localización estratégica, que permite entrar en el mercado con mucha más facilidad. Asimismo, sus grandes infraestructuras y su liderazgo en tecnología financiera han conseguido atraer la atención de muchos empresarios.

Dada su gran repercusión en el mercado, Reino Unido brinda una gran variedad de estructuras empresariales. Cada una con sus propias características, requisitos legales, ventajes e inconvenientes. Para poder realizar una elección sobre el tipo de negocio que quieres montar, es importante tener en cuenta una serie de factores. Entre ellos encontraremos el número de propietarios, la índole del negocio, los distintos tipos de responsabilidad y los requisitos fiscales.

En este artículo te mostraremos una descripción acerca de los distintos tipos de empresas más frecuentes en el Reino Unido.

1. Empresas Individuales (Sole Traders)

Se podría decir que este tipo de empresas es una de las maneras más sencillas de iniciar un negocio en el Reino Unido. La característica más destacable es que el dueño de dicha sociedad es que único responsable de las obligaciones de la empresa, así como de las deudas de esta. Asimismo, es necesario enfatizar el hecho de que los impuestos sobre la renta que tiene que pagar la empresa se basan en las ganancias del negocio. Por otro lado, si un emprendedor está interesado en este modelo de negocio deberá tener en cuenta que no es necesario registrar su empresa ante Companies House.

2. Sociedades Limitadas (Limited Companies)

Probablemente sea una de las formas más famosas de negocio en el Reino Unido. A diferencia del primer tipo de empresa, para tener una Sociedad Limitada la tienes que registrar en Companies House. Para poder llevar a cabo dicho procedimiento, el empresario puede contratar a un profesional que le ayude a tramitar las gestiones necesarias para montar el negocio.

Por otro lado, una de las ventajas de tener este modelo de negocio es la posibilidad de ofertar ciertas responsabilidades. Estas se les podrá asignar a los accionistas del negocio. Además, es importante tener en cuenta que los impuestos de sociedades se pagarán teniendo en cuenta las ganancias obtenidas por dicha compañía.

3. Sociedad Anónima (Public Limited Company)

Este tipo de empresas se asemejan en gran parte a las sociedades limitas. Sin embargo, en este tipo de negocio tienes la opción de poder cotizar en bolsa.

Como en otros tipos de sociedades, es necesario que la empresa se registre en Companies House. Del mismo modo, es tienen que pagar impuestos de sociedades en base a las ganancias que se obtienen de la empresa.

4. Sociedades colectivas

Las sociedades colectivas pueden resultar una opción muy llamativa para aquellos empresarios que quieran compartir las responsabilidades y propiedades de una empresa. Esto se debe a que, el objetivo de este tipo de negocio es que dos o más personas tengan el control sobre ella. Las características son similares a aquellos negocios que son unipersonales. Sin embargo, de esta forma, la responsabilidad queda repartida entre los socios que poseen parte de la sociedad.

5. Empresas Matrices (Holding Companies)

Como se ha comentado anteriormente, hay una gran variedad de empresas en Reino Unido, entre ellas encontramos las empresas matrices. Su característica principal es que los empresarios poseen acciones de otros negocios. Asimismo, este tipo de sociedades proporcionan beneficios fiscales, así como una gran flexibilidad en cuanto a la gestión de activos.

6. Empresas de propiedad extranjera (Foreign Companies)

Este tipo de negocio te da la posibilidad de crear una empresa que esté registrada fuera del Reino Unido, pero que opere sus gestiones desde el país. Sin embargo, uno de los requisitos más importantes es que esté registrada en el Companies House. Asimismo, tendrá el deber de cumplir con las leyes locales, las cuales incluyen las leyes fiscales, laborales, al igual que las comerciales.

Para llevar a cabo este tipo de empresa en Reino Unido tendrás que tener en cuenta que, en ciertas ocasiones, algunas empresas pueden necesitar tener un representante autorizado en el país. En este caso, se puede tratar de una persona física, o simplemente de una entidad legal con localización en UK. El objetivo de ello, es tener un punto de contacto entre la empresa que opera fuera de Reino Unido y las autoridades y/o público del país.

Todos los tipos de empresa en Reino unido

Los tipos de empresas que se han mencionado previamente son distintas opciones de negocio para aquellos que buscan establecer su compañía en UK. Sin embargo, existen otras estructuras empresariales menos destacadas en el país, pero con igual validez. La elección de la estructura empresarial adecuada es un punto clave para tu negocio, es por ello que se debe realizar con cautela. Se tendrán en cuenta las necesidades del empresario y de su futuro negocio.

No obstante, se recomienda consultar con un profesional, para que te pueda ofrecer un asesoramiento específico para tus necesidades y las de tu empresa.