Pasos para crear tu empresa en el Reino Unido desde el extranjero.

Crear una empresa en el Reino Unido desde el extranjero es un proceso que ha ganado popularidad debido a las ventajas fiscales y la relativa facilidad de establecimiento. A continuación, os presentamos los pasos esenciales para emprender este camino empresarial.

Bandera de Reino Unido y de España

Paso 1: Investigación preliminar

Antes de iniciar cualquier trámite, es crucial realizar una investigación exhaustiva sobre el mercado del Reino Unido, las regulaciones específicas del sector y las implicaciones fiscales tanto en UK como en tu país de residencia.

Esta etapa también debe incluir un análisis de la viabilidad del negocio y un plan empresarial sólido. Durante esta fase, es recomendable hacer un estudio de mercado detallado para entender la demanda de tu producto o servicio en el Reino Unido.

Además, investigar a los competidores locales y analizar las tendencias del mercado puede proporcionar una visión clara de las oportunidades y desafíos potenciales.

Paso 2: Elección del tipo de empresa

El Reino Unido ofrece varias estructuras empresariales, como la empresa de responsabilidad limitada (LTD) que es popular por su flexibilidad y protección para los propietarios, la sociedad de responsabilidad limitada por garantía y la sucursal de una empresa extranjera.

Cada una tiene sus propias implicaciones legales y fiscales. La elección del tipo de empresa dependerá de factores como la responsabilidad personal, la carga fiscal, la facilidad de gestión y los requisitos de financiación.

Paso 3: Registro de la empresa

El registro se realiza en “Companies House” y puede completarse en línea. Necesitarás decidir un nombre para la empresa, proporcionar la dirección de un director y la dirección de la empresa en UK.

Es importante verificar la disponibilidad del nombre de la empresa y asegurarse de que cumple con las normativas del Reino Unido. Además, durante el proceso de registro, se requerirá información básica sobre los directores y accionistas de la empresa.

Paso 4: Documentación legal

Deberás preparar y presentar documentos clave como el memorándum y el “articles of association”. Estos documentos definen la estructura y las reglas internas de la empresa.

El “memorandum of association” es un documento breve que establece los detalles básicos de la empresa, mientras que los “articles of association” son más detallados y describen cómo se administrará la empresa, incluyendo las responsabilidades de los directores y los derechos de los accionistas.

Estos documentos pueden ser plantillas estándar que puedas encontrar perfectamente por internet o documentos personalizados creados por asesores profesionales para reflejar las necesidades específicas de tu negocio.

Paso 5: Cuenta bancaria empresarial

Abrir una cuenta bancaria empresarial en el Reino Unido es un paso importante. Aunque no es obligatorio tener directores o accionistas residentes en UK, muchos bancos prefieren que los haya antes de abrir una cuenta.

Es recomendable comparar las ofertas de diferentes bancos y elegir el que mejor se adapte a las necesidades de tu empresa. La cuenta bancaria empresarial es crucial para gestionar las finanzas de la empresa, recibir pagos y pagar a proveedores.

Paso 6: Domicilio fiscal y dirección registrada

La empresa debe tener un domicilio fiscal en el Reino Unido para recibir correspondencia oficial y documentos legales. Este puede ser cualquier dirección en el Reino Unido, incluso si el director reside en el extranjero.

Algunas empresas optan por utilizar servicios de oficinas virtuales que proporcionan una dirección registrada y servicios de manejo de correspondencia. Es esencial que la dirección registrada sea válida y se revisen regularmente los correos recibidos para no perder notificaciones importantes.

Paso 7: Cumplimiento fiscal

Es importante entender las obligaciones fiscales en UK, incluyendo el impuesto de sociedades y el IVA (VAT). Si la actividad se realiza dentro de España, también deberás cumplir con las obligaciones fiscales españolas.

El impuesto de sociedades en UK es relativamente competitivo en comparación con otros países, lo que puede ser una ventaja significativa para tu empresa. Además, debes registrarte para pagar el IVA si tu empresa supera ciertos umbrales de ingresos.

Es cierto que contar con un asesor fiscal puede ayudarte a gestionar estas obligaciones de manera eficiente y evitar sanciones.

Paso 8: Contratación de personal

Si planeas contratar empleados en UK, deberás familiarizarte con las leyes laborales, incluyendo contratos, salarios mínimos y contribuciones a la seguridad social.

Es importante crear contratos de trabajo que cumplan con la legislación laboral del Reino Unido y establecer políticas claras para la gestión de empleados. Además, es necesario registrar a la empresa como empleador ante HM Revenue and Customs (HMRC) y gestionar las contribuciones a la seguridad social y las retenciones fiscales de los empleados.

Paso 9: Operaciones corrientes

Una vez establecida la empresa, deberás mantener un registro contable adecuado, presentar informes anuales y declaraciones de impuestos, y cumplir con cualquier otra regulación aplicable.

La contabilidad precisa y oportuna es crucial para la gestión financiera de la empresa y para cumplir con las obligaciones legales. Muchas empresas optan por contratar servicios de contabilidad para asegurarse de que todos los aspectos financieros se gestionen de manera profesional.

Consideraciones adicionales

  • Brexit: A pesar de que UK ya no pertenece a la UE, sigue siendo parte del Espacio Económico Europeo, lo que facilita la movilidad y el intercambio de bienes y servicios. Es importante estar al tanto de las regulaciones comerciales post-Brexit que pueden afectar a tu empresa, especialmente en términos de importación y exportación de bienes.
  • Propiedad intelectual: Si tu negocio se basa en la propiedad intelectual, como patentes, marcas registradas o derechos de autor, asegúrate de proteger estos activos en el Reino Unido. Registrar tus derechos de propiedad intelectual puede proteger tu negocio contra la infracción y garantizar que mantienes el control sobre tus creaciones.
  • Servicios de gestión online: Para simplificar el proceso, puedes considerar contratar servicios de gestión online que te ayuden con la creación y administración de la empresa.