Beneficios de tener una empresa en el Reino Unido

Es lógico que un emprendedor se informe sobre las distintas opciones de las que dispone a la hora de abrir una empresa, y no es una coincidencia que muchos de ellos acaben abriendo su empresa en el Reino Unido.

El Reino Unido es, históricamente, un destino muy atractivo para los empresarios. La creación de una sociedad en este país ofrece una serie de beneficios que pueden impulsar el crecimiento de tu empresa.

Acceso a distintas regiones

El mercado del Reino Unido es grande y muy dinámico. El país dispone de cuatro regiones distintas:

  1. Inglaterra: el principal aportador a la economía británica. Destaca por su sector financiero, turístico y agrícola.
  2. Escocia: la capital de esta región, Edimburgo, aloja varias empresas importantes del mundo de la ciencia y la tecnología.
  3. Gales: esta región, conocida históricamente por su sector minero y productor,  ha pasado a ser el centro de sectores como el creativo, tecnológico y de fintech.
  4. Irlanda del Norte: compartiendo frontera con la República de Irlanda, esta región cuenta con mucha mano de obra cualificada. Entre sus sectores principales se encuentran el aeroespacial, construcción, servicios  financieros y empresariales, ciencias de la salud y turístico.
Mapa del Reino Unido con sus distintas regiones.

El Reino Unido, aparte de ser un país con muchas regiones y oportunidades distintas para los empresarios, es una buena opción a tener en cuenta a la hora de penetrar distintas áreas geográficas europeas.

El país angloparlante cuenta con magníficas conexiones con el continente europeo, ya sea a través de aire, mar o tierra. Las distintas opciones de conectividad que ofrece el país permiten la expansión territorial en el futuro y el envío de productos hacia el resto de Europa.

A pesar de que el Reino Unido ya no forma parte de la Unión Europea, el Acuerdo de Cooperación y Comercio entre la Unión Europea y el Reino Unido entró en vigor en enero del 2021, lo que significa que el Reino Unido sigue teniendo acceso al mercado de la Unión Europea.

Adicionalmente, la posición geográfica del Reino Unido permite la comunicación con distintas partes del globo al estar en una zona horaria central, permitiendo realizar operaciones con América, India y Asia.

Diversidad y mano de obra

El Reino Unido es conocido por la diversidad cultural y la inclusión que ha ido consiguiendo a lo largo de los años. Las empresas en el Reino Unido están muy comprometidas con la creación de un entorno inclusivo y diverso, lo que hace de Inglaterra, en concreto, uno de los centros financieros y culturales de referencia global.

Esta diversidad enriquece la economía ya que pone a disposición de la empresa una amplia gama de talentos, habilidades e intereses distintos. Adicionalmente, el Reino Unido cuenta con una red de universidades reconocidas mundialmente, lo que brinda a las empresas una mano de obra altamente cualificada y notablemente educada.

Principios de colaboración y cooperación

La cultura del trabajo en el Reino Unido está fundamentada en los principios de colaboración y cooperación. Este es un factor importante que contribuye al éxito de las empresas ya que permite el aprendizaje entre distintas empresas, compartir conocimientos, mejorar las prácticas profesionales y resolver problemas en común.

Esta cultura cooperativa es especialmente beneficiosa para empresas de nueva creación, ya que pueden aprovechar la experiencia y conocimientos de empresas que ya llevan más tiempo en el sector. Además, también lleva a la producción de avances que benefician a toda la industria.

Estabilidad política

A pesar de lo que se pueda pensar debido al Brexit, el Reino Unido sigue siendo un destino atractivo para los negocios y las relaciones internacionales gracias a su estabilidad política y regulatoria.

El sistema político del Reino Unido tiene una larga historia de estabilidad y democracia, con una serie de regulaciones que garantizan los derechos de los individuos y de las empresas. Estas regulaciones establecen un marco legal claro y predecible para las empresas.

Por otra parte, el Reino Unido ha demostrado un compromiso firme con el libre comercio internacional ya que cuenta con varios acuerdos comerciales con países de todo el mundo, como lo pueden ser: Australia, Islandia, Singapur o Japón.

Creación de un empresa en el Reino Unido

El proceso de creación de una sociedad en el Reino Unido es sencillo. El gobierno británico ha simplificado mucho el proceso de registro para las empresas, lo que permite agilizar el proceso de establecimiento del nuevo negocio. 

Además de ser un proceso rápido y simple, el coste de creación de una sociedad en el Reino Unido es considerablemente más bajo en comparación con otros países del G20, reduciendo así en gran medida las barreras de entradas para empresarios que deseen abrir una empresa.

Impuesto de sociedades

Independientemente del tipo de sociedad que quieras establecer, un buen estudio sobre el porcentaje a pagar en el impuesto de sociedades es crucial. En el Reino Unido, este impuesto se sitúa en el 25%, lo que es significativamente más bajo en comparación con otros países del G20.

Al igual que tener una tasa de impuesto de sociedades baja puede ayudar a tu empresa a obtener más beneficio, el Reino Unido también destaca por la transparencia de su sistema fiscal. 

Transparencia

La administración británica lleva muchos años comprometiéndose con la seriedad y la transparencia en el mundo de las empresas. A lo largo de los años, se han ido implementando medidas y regulaciones para fomentar las prácticas éticas y responsables.

Las medidas tomadas para mejorar la transparencia incluyen la implementación y cumplimiento de leyes que abarcan desde la ética en los negocios hasta la correcta divulgación de información.

También es importante destacar la creación de órganos reguladores como la Autoridad de Conducta Financiera, que tiene como objetivo regular el sector de servicios financieros con el objetivo de garantizar la transparencia y eficiencia de estos mercados.

Apoyo a las empresas en el Reino Unido

El gobierno británico ofrece una serie de incentivos financieros para las empresas que deseen abrir un negocio en el Reino Unido. El requisito más importante de estas ayudas es que la empresa debe especializarse en sectores específicos.